Home CBD CBD para el dolor crónico, neuropatico e inflamatorio

CBD para el dolor crónico, neuropatico e inflamatorio

cbd para el dolor

Si estás leyendo este artículo probablemente estés buscando un remedio natural para combatir el dolor de cuello, el nervio ciático , un simple dolor de cabeza recurrente o los dolores articulares más comunes que pueden ocurrir en la vida cotidiana.

Te ayudaremos a descubrir cómo el CBD (gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas), podría representar un avance importante para tu bienestar diario.

En este artículo encontrarás (puedes saltar directamente al párrafo que te interese haciendo clic en el texto):

cbd para el dolor cronico

Las propiedades del CBD

Hay una gran variedad de efectos beneficiosos asociados con el CBD , puede parecer la fórmula mágica que puede resolver todos los problemas de salud de una persona. Muchos de estos efectos y beneficios están ampliamente respaldados por investigaciones científicas y los testimonios directos de millones de personas en todo el mundo que se han beneficiado del uso de CBD .
Veamos cuáles son estas propiedades terapéuticas y luego entenderemos por qué los efectos del CBD son tan amplios y diferentes entre sí.

  • Propiedades analgésicas y antiinflamatorias: esta es probablemente su función más importante, y es el tema de este artículo, y que luego desarrollaremos en detalle.
    El cannabidiol mitiga la percepción del dolor gracias a su interacción con los receptores del sistema endocannabinoide presentes en el cuerpo humano.
  • Propiedades ansiolíticas: se  ha demostrado que mitiga los síntomas asociados con el  Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) y el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC),  que según diversas investigaciones también son provocados por una deficiencia de anandamida en el sistema endocannabinoide humano.
    En cambio, un estudio publicado por el Journal of Neuropsychopharmacology destaca la correlación directa entre el uso de CBD y la contención de la ansiedad social.. El experimento se llevó a cabo mediante la puesta en escena de un “discurso público”, al que asistieron sujetos con trastornos de ansiedad social que nunca habían recibido este tipo de tratamiento. Los participantes recibieron 600 mg de CBD o un placebo, y los resultados mostraron que el cannabidiol demostró ser eficaz para reducir significativamente la ansiedad, la disfunción cognitiva y la incomodidad al hablar en público, así como para reducir en gran medida el nerviosismo en su discurso anticipatorio.
  • Propiedades antipsicóticas: en referencia a lo anterior, el CBD también reconoce propiedades antipsicóticas. Alguna evidencia científica sugiere que el cannabidiol ayuda a tratar la esquizofrenia y otros problemas de salud mental , como el trastorno bipolar.
    Un estudio realizado por la Western University of California concluyó que el CBD puede ser importante en el tratamiento de la esquizofrenia en relación con los tipos de psicosis. El estudio realizado por Justine Renard , estudiante de doctorado en el Departamento de Anatomía y Biología Celular de la Facultad de Medicina y Odontología de Schulich, identificó la vía neuronal a través de la cual el CBD produce impactos antipsicóticos que reducen la psicosis asociada con la esquizofrenia .
  • Propiedades neuroprotectoras:   Se ha demostrado que el cannabidiol tiene una acción potencial para reducir el estrés oxidativo que puede afectar a las células cerebrales, gracias también a sus  propiedades antiinflamatorias.

    Los resultados de un estudio publicado en el Journal of Neurochemistry, mostraron que el CBD tenía una serie de efectos más que positivos con respecto a la neuroprotección y la acción antioxidante. En el caso de enfermedades neurodegenerativas específicas, como en el caso del síndrome de Alzheimer, algunos resultados “únicos” han llevado a la comunidad científica a evaluar el uso del cannabidiol. 

  • Propiedades energizantes y antioxidantes:  conocido por sus efectos calmantes, el CBD también ofrece propiedades energizantes,  gracias a su acción desintoxicante y la capacidad de fortalecer las células del cuerpo humano, contribuyendo a su correcta regeneración. También es un gran antioxidante, según un estudio de 2008, incluso mejor que las vitaminas C y E.
  • Para cerrar, el CBD también tiene propiedades antieméticas, es decir, es capaz de tratar eficazmente los síntomas de náuseas y vómitos, proponiéndose como coadyuvante en el caso de quimioterapia u otros tratamientos oncológicos; El cannabidiol ofrece propiedades anticonvulsivas y antiepilépticas, capaces de tratar formas particulares y graves de epilepsias farmacorresistentes como el síndrome de Dravet, y finalmente también efectos relajantes musculares, ayudando a reducir la rigidez y la tensión.

El cannabidiol y sus propiedades analgésicas: ¿cómo interactúa con el cuerpo y cómo controla el dolor?

El ser humano dispone de una “red” formada por millones de receptores capaces de interactuar con los cannabinoides: sustancias que pueden producirse en el interior del organismo (y que en este caso se denominan endocannabinoides) o que pueden provenir del exterior (y que en este caso se llaman fitocannabinoides). Esta red de receptores se conoce como “sistema endocannabinoide”.

El cannabidiol es un fitocannabinoide que actúa indirectamente sobre los receptores de este sistema. El CBD ejerce su acción a través de muchos mecanismos diferentes: no actúa sobre una patología en particular sino que interviene tras un desequilibrio de nuestro sistema endocannabinoide provocado por un estímulo, como en el caso del dolor.     

Algunos estudios  han demostrado que el cannabidiol puede afectar los procesos químicos característicos del endocannabinoide llamado anandamida, una de las moléculas neuromoduladoras también asociadas con la percepción del dolor.

Otros estudios  informan que el CBD es capaz de activar receptores implicados en la transmisión y cronización del dolor. Finalmente, el cannabidiol demostró ser prometedor para el tratamiento de dos tipos particulares de dolor crónico, el dolor neuropático y el debido a la inflamación.

CBD y Dolor neuropático

El dolor neuropático se refiere al dolor causado por aquellas afecciones (enfermedades o disfunciones) que afectan el sistema nervioso central.

El dolor neuropático ocurre dentro del sistema nervioso. Es un dolor muy diferente al dolor nociceptivo – provocado por una lesión, una quemadura o un corte, por ejemplo – cuyo estímulo se origina en la zona del trauma y “viaja” al sistema nervioso.

CBD y Dolor inflamatorio

Es el dolor provocado por la inflamación, una reacción defensiva de nuestro organismo ante estímulos nocivos.

Los estudios han demostrado que el CBD es eficaz para tratar la inflamación causada por la artritis, lo que ayuda a reducir el dolor.

CBD y dolor neuropático

El mecanismo de acción de los cannabinoides ha sido estudiado en el contexto de diversas patologías y afecciones que conducen a una condición de dolor crónico de carácter neuropático, como es el caso de la neuralgia del trigémino o los ciclos de quimioterapia. Los estudios realizados hasta ahora han demostrado la excelente eficacia del cannabidiol para intervenir en el dolor neuropático.    

Mientras que otros ingredientes activos del cannabis ya se utilizan en oncología por su eficacia para aliviar las náuseas , el cannabidiol, en particular, se ha mostrado prometedor contra el dolor neuropático periférico causado por los fármacos quimioterápicos .    

El CBD también reduce las complicaciones que a menudo se asocian con el dolor crónico, como la ansiedad y la depresión. Según algunos estudios, el CBD, a través de su interacción con los receptores del sistema de la serotonina, reduce estas comorbilidades y ayuda al paciente a afrontar su patología. 

cbd para dolor cronico espalda

CBD y dolor inflamatorio

El cannabidiol también se usa para tratar el dolor causado por la inflamación. Varios estudios científicos han investigado la eficacia del cannabidiol en muchas afecciones inflamatorias, como en el caso de la osteoartritis. Está demostrado que la ingesta de CBD protege las articulaciones contra daños graves y reduce la inflamación .     

El CBD podría ser una opción viable para tratar diversas situaciones caracterizadas por dolor inflamatorio. Un estudio publicado en las páginas del European Journal of Pain mostró que el CBD aplicado a la piel puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación debidos a la artritis.   

La investigación científica sobre la relación entre el CBD y el dolor ha avanzado mucho en los últimos años; así como los múltiples usos que se pueden hacer de la planta de cannabis en el campo de la salud humana y animal se estudian cada vez más.

Aún queda un largo camino por recorrer, pero, hasta la fecha, el cannabidiol puede ser considerado a todos los efectos un válido aliado para paliar el sufrimiento causado por una condición de dolor crónico. Cada vez más médicos, de hecho, sugieren su uso en paralelo con otras terapias para acompañar la vida diaria de todas aquellas personas que se ven obligadas a vivir con dolor. 

El estado de la investigación médico-científica sobre el cannabidiol

Los últimos años han visto un renovado interés de la comunidad científica por el cannabidiol gracias al descubrimiento de su actividad antioxidante, antiinflamatoria y neuroprotectora que ocurre en la mayoría de los casos independientemente de la interacción directa con los receptores cannabinoides.

Esto hace que el CBD sea un compuesto “multidireccional” e involucrado en múltiples mecanismos bioquímicos subyacentes a varios procesos patológicos. El CBD afirma su versatilidad, logrando actuar sobre diversos tipos de dolor, incluido el dolor neuropático e inflamatorio.

El informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en marzo de 2018 presentó al público el estado actual de la investigación científica sobre el cannabidiol. Según el informe de la OMS, el cannabidiol no provoca efectos secundarios en nuestra salud sino que, más bien, la evidencia actual indica claramente su potencial aplicación en el campo médico.   

Según el informe, el cannabidiol (CBD) es seguro y bien tolerado por humanos (y animales) y no está asociado con ningún efecto adverso para la salud pública. 

La investigación  sugiere que más que definir al Cannabidiol como una sustancia no psicoactiva, debe definirse como no intoxicante, esto se debe a que no altera las percepciones y carece de aquellas características que podrían transformarlo en una sustancia capaz de dar fenómenos de abuso. o adicción.

¿Quién usa realmente el CBD?

Los primeros resultados de un análisis detallado realizado por la realidad sin fines de lucro de California Project CBD con el objetivo de arrojar luz sobre los hábitos, preferencias y necesidades de las personas que consumen cannabidol (CBD) con una finalidad terapéutica específica.        

El proyecto es, en este momento, la investigación más compleja jamás realizada para evaluar los aspectos cualitativos del uso de cannabidiol (CBD). A finales de junio de 2019, 3.506 personas (de 58 países diferentes) respondieron un cuestionario de más de 200 preguntas en el que describían los métodos y propósitos para los que toman cannabidiol.

La investigación sigue en curso y en los próximos meses se verá enriquecida con el aporte de cientos de personas más.

Los autores del estudio indicaron muy claramente que la encuesta tiene en cuenta el hecho de que la mayoría de las personas contactadas para el estudio son usuarios de cannabidiol que probablemente tengan una opinión positiva sobre los efectos beneficiosos que puede traer el consumo de cannabidiol. Ingrediente activo de la planta de cannabis.    

Los resultados de la encuesta

El estudio confirmó algunas de las pruebas ya conocidas sobre el CBD, con especial referencia a su excelente perfil de seguridad. En general, los participantes informaron que el cannabidiol produjo mejoras notables cuando se usó para tratar la ansiedad y el dolor.  

Sin embargo, también se descubrió que el cannabidiol no es una panacea para todas las enfermedades. Cuando se utilizó en áreas “no relacionadas” con el uso común (como en el caso de los síntomas de la menopausia o la andropausia), el cannabidiol no fue eficaz.

Además de confirmar los beneficios y delimitar las áreas de uso, el estudio también ofrece una visión general del “tipo” de usuario de cannabidiol y sus hábitos generales.

cbd_dolor cronico

¿Quién usa cannabidiol (CBD)?

Según los datos recogidos por el estudio, el consumidor típico es una mujer, de más de 45 años y con un buen nivel educativo. No debe pasarse por alto el hecho de que el 20% de los consumidores participantes dijeron que tenían más de 64 años.

Los autores explican este resultado describiendo el hecho de que, en general, un consumidor de CBD es también una persona que presta especial atención a la salud, informándose sobre las últimas innovaciones terapéuticas. Además, algunas afecciones que involucran dolor crónico son más comunes con la edad.  

Y finalmente ... ¿cómo se produce el CBD?

(extracto de la página QUÉ ES CBD )

La extracción de CBD se realiza a partir de  variedades de cannabis  registradas en el registro de la Comunidad Europea y admitidas a cultivos para uso industrial. Es cannabis con un contenido bajo de THC (siempre por debajo del 0,2% como exige la ley). Al principio, se obtiene un extracto crudo de la  planta de cáñamo a .

En este extracto hay muchos  componentes de la planta , CBD y cantidades menores de otros cannabinoides, clorofila, cera, terpenos y todo lo que se pueda extraer de la planta lo encontramos en la primera fase de extracción que tiene el aspecto de una melaza oscura. Y que conserva en su interior todo el espectro de moléculas de la planta del cáñamo.

A partir de este primer extracto, se suceden varias fases de refinado, que gradualmente conducen a obtener una pureza cada vez mayor en el producto final.

Cuanto más vamos a refinar el producto y más atención se centra solo en una molécula específica, más en el extracto final encontramos  altos porcentajes de CBD  y una cantidad mucho menor de todas las demás sustancias. 

Una vez que se excede el umbral del 80% de pureza de CBD dentro del extracto, comienza a solidificarse o, usando el término específico, a cristalizar. Solo en esta fase se pueden identificar los primeros cristales del extracto.

El proceso de refinamiento continúa hasta eliminar todo lo que no es cannabidiol puro y se obtiene un extracto final puro al 99% y más: en la práctica, con el cristal tenemos la molécula pura de cannabidiol (CBD).

Compartir:

También te puede gustar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.